Lara ha llegado tarde a casa

almu-sorpresaPero hija ¿sabes la hora que es?, hace más de una hora que tendrías que llegar a casa.

Estamos preocupados, hemos llamado a Catalina y nos ha dicho que ella te dejó a las 9,¿ que te ha pasado?

 

 

Que exagerada eres, he tardado sólo un rato. lara-sorpresa

Además me he quedado sin batería y cuando me di cuenta se me había pasado el tiempo.

 

 

 

 

rober-iraNo lo tomes tan a la ligera, tu madre está muy nerviosa. Con todo lo que está pasando comprende nuestra preocupación. Lo siento pero tenemos que castigarte. El sábado no hay salida

 

 

 

A veces os odio, no es normal. lara-tristezaSólo ha sido un rato.

No me parece justo por una hora, que me castiguen una tarde.

Paso de vosotros, sois unos antiguos

 

 

 

Cosas de adolescentes

  • “la espera, desespera”, Rober y Almu a medida que pasaba el tiempo iban cargándose de angustia ante el retraso de su hija. Durante ese tiempo miles de imágenes acudían a su cabeza y ninguna de ellas buena.
  • Como consecuencia, no habían considerado la posibilidad de que algo “normal” hubiese pasado.
  • Por su parte Lara, de manera inconsciente, no reparó en la hora. Es lo que suele pasar cuando lo estamos pasando bien, el tiempo vuela.
  • El estado de ansiedad de los padres y de tranquilidad de la chica chocan, eso puede ser peligroso.

 

¿El castigo resolverá el problema?

Quizá cuando nuestra adolescencia hubiera sido suficiente con un pequeño castigo como el propuesto por Rober. Ahora bien, los 17 años de Lara no son comparables con los nuestros. Antes de llegar a castigar un comportamiento como el de Lara y provocar un enfrentamiento, les sugiero mantengan la calma y hagan lo siguiente:

  1. Consideren si es la primera vez que se produce el comportamiento o, por el contrario, empieza a ser habitual
  2. Antes de pedir explicaciones, escuchen lo que tiene que decir su hija. Al escuchar no la interrumpan, sean pacientes y esperen a que termine su relato
  3. Aborden el tema sentados, estar de pie incrementa la agresividad.
  4. Muestren sus sentimientos de manera franca. “Nos preocupa que te pueda pasar…”
  5. Busquen, conjuntamente, el modo de actuar en ocasiones posteriores, negociando el castigo si el comportamiento se vuelve a repetir.
  6. Terminen la charla de forma amigable. “Lo importante es que estás bien…”, “Ya sabes que puedes contar con nosotros…”

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

¿Te ha gustado? Si has disfrutado por favor considera compartirlo en tus redes sociales, dejar un comentario o suscribirte a los contenidos por e-mail o por RSS

, , , , , , ,